Mercedes Pérez Mancho

El año pasado, cuando me recomendaron ir a la Academia Conde Orgaz y empecé con clases de matemáticas nunca pensé que mi experiencia con esta academia sería tan buena.

Había oído hablar de ella porque un par de amigas iban y estaban muy contentas; desde las primeras clases comencé a mejorar notablemente en la asignatura, hasta sacar muy buena nota en selectividad ya que las clases de una hora se aprovechan al máximo y tienen un método de enseñanza muy bueno. Durante el año fui aumentando las materias a las que estaba apuntada porque la ayuda que te ofrecen en todas las asignaturas es muy buena, útil y completa y te preparan tanto para los exámenes finales del curso como para selectividad. También a medida que avanzaba el curso me llevé muy bien con todos los profesores ya que aunque no me dieran clase todos estaban a mi disposición y preocupándose por mí.

Gracias a las clases, a los horarios de trabajo que nos hacían, los consejos que nos daban y los ánimos y apoyo que ponían en nosotros, mis compañeros y yo conseguimos sacar el curso sin problemas y lo mismo paso con selectividad ya que el intensivo que hicimos en mayo fue de gran ayuda. Nos apoyaron hasta el final y escucharon todas nuestras dudas tanto académicas como personales ayudándonos en todo momento a superar un curso tan difícil como es segundo de bachillerato.

Una vez terminado el curso y habiendo empezado la universidad sigo visitando de vez en cuando la academia ya que mi relación con los profesores y la directora es muy buena, y aunque ya no soy alumna siguen preocupándose por mí.

 

Mercedes Pérez Mancho